De Johann Sebastian Bach al Arte Sonoro del Siglo XXI

Sobre el concierto:

Primero me gustaría dar a conocer al público el interminable mundo sonoro desde el barroco hasta el siglo XXI, donde el mundo sonoro es aquel relacionado con la época cultural homónima, que abarca aproximadamente desde el nacimiento de la ópera en torno a 1600 hasta la muerte de Johann Sebastian Bach, en 1750. Caracterizado por la aparición de la tonalidad y el uso del bajo continuo, la barroca fue la época en la que se crearon formas musicales como la sonata, el concierto y la ópera.

Aunque se suele entender como un período artístico específico, estéticamente el término «barroco» indica cualquier estilo artístico contrapuesto al clasicismo. Así pues, el término «barroco» se puede emplear tanto como sustantivo como adjetivo. Según este planteamiento, cualquier estilo artístico atraviesa por tres fases: arcaica, clásica y barroca.

El barroco se volvió con pervivencia de un cierto racionalismo clasicista pero adoptando formas dinámicas y efectistas y un gusto por lo sorprendente y anecdótico, por las ilusiones ópticas y los golpes de efecto. Una preponderancia de la representación realista: en una época de penuria económica donde el hombre se enfrenta de forma más cruda a la realidad. Por otro lado, a menudo esta cruda realidad se somete a la mentalidad de una época turbada y desengañada, lo que se manifiesta en una cierta distorsión de las formas, en efectos forzados y violentos, fuertes contrastes y cierta tendencia al desequilibrio y la exageración.

 

Sobre este programa se desprenden cuatro obras de mi autoría dedicadas a la interpretación que parten de dos medios aparentemente irreconciliables entre sí, la música que se vuelva "gráfica" o, expresado de manera inversa, la gráfica se convierta en "música", alguno de los dos medios cede en favor del otro y entre ambos espacios se desenvuelven las cuatro obras.

El término correcto para representar este fenómeno artístico es “audiografia” y justamente es forma y síntesis, donde la gráfica contiene no sólo el fenómeno sonoro, sino que también el espacio en el cual los intérpretes interactúan entre sí al interior de la obra. Debido a su multimedialidad, la obra se favorece de proyecciones gráficas durante la interpretación, a modo de ampliar la ejecución para este aspecto visual tanto para los intérpretes como para los auditores.

Con esta breve información esperamos que tenga una agradable tarde, donde los invitados de honor, son la visión y la escucha profunda.

Alejandro Casales.

 

 

Este concierto es posible gracias al apoyo de nuestros patrocinadores.